Su significado en sánscrito es REI, energía universal y KI, energía vital.
Es la técnica de canalización y transmisión de energía, mediante la imposición de manos en la que se obtiene numerosos beneficios tanto en el plano Físico, metabólico, emocional, mental y espiritual.
Reiki actúa en profundidad llegando a la raíz del problema, bien sea físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio se libere.
Se basa en el trabajo en los Chakras, que explicarían los estados de salud del paciente. Su mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos.
Pueden recibirla adultos, embarazadas, niños, bebés incluso también los animales y las plantas. Totalmente complementaria a la medicina convencional y terapias psicológicas reconocida por la Organización mundial de la salud (OMS).
El Terapeuta actúa como canalizador de la energía.
Se basa en el trabajo en los Chakras, que explicarían los estados de salud. Su mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos en todos los planos.

¿CANALIZAMOS TU ENERGÍA?