Mediante la observación del paciente en camilla, sumandolo a lo que nos dice y nos muestra en el momento el paciente , se comienza a mover el cuerpo bajo la escucha y acompañado por el equilibrio Yin -Yang , todo siempre acompañado de la pulsología de la MTC  milenaria de mas de 5.000 años de tradición.

Es asombroso los grandes cambios que se observan en cada paso , en cada pregunta y en cada movimiento.