La mente no hay que pararla, tan solo es calmarte a ti y dejar que fluya TODO»

Abel Fernández

No se trata de aprender a Meditar, no se trata de ser un experto, tan solo preparate una posición que muestre presencia y dignidad ,sientate comodamente en una silla alinea tu espalda sin forzarla, deja que la cabeza se alarge sin tensión al cielo como si un hilo tirase de la coronilla ,los brazos se apoyan en las piernas descansando los hombros, o bien tumbate en la esterilla .

Tan solo deja que la respiración se muestre tal y como es , en ese momento, tan solo …. Inhala…. Exhala…

Relaaaaaax…

Respira…

La meditación es un entrenamiento mental. Y no se trata de
“poner la mente en blanco”. Al contrario, al meditar hacemos algo mucho más práctico: desarrollar cualidades como la atención plena, la compasión y el optimismo; y gestionar dificultades como el estrés, la ansiedad y los pensamientos obsesivos.
Si nos entrenarnos con la suficiente frecuencia, estas capacidades dejan de ser eventos mentales pasajeros y se conviertan en nuevos hábitos. Es como hacer pesas, salvo que el músculo es el cerebro y la mancuerna, la técnica que practiquemos
.

¿Meditamos?