En la actualidad vivimos en un constante movimiento ,estrés, aceleración , ansiedad, exigencias y muy poco estado de quietud para escucharnos.

El cuerpo lo llevamos en ocasiones al limite , desde una mala alimentación , sumandole sedentarismo , o tambien desde una exigencia física desorbitada y un exceso de complementos exogenos que no son necesarios.

En cuanto la mente , un regalo maravilloso de evolución que nos fue entregado , hacemos un mal uso , o mejor dicho dejamos que sea la que haga, desahaga, dirija y por supuesto inconscientemenete, nos enferme.

El alma es la semilla divina de la vida con una gran información desde su origen sin saber jamás su final.

Y la parte espíritual muy importante en la conexión con el todo para tener un camino de vida con propositos que tan solo nos hagan estar en armonia con la vida en su totalidad y en equilibrio con todo lo que nos rodea.

De eso se trata , de sentirnos plenos y dichosos. ¿verdad?